Logo DSAE

Doctorado en Sistemas y Ambientes Educativos

Como coordinador del Doctorado en Sistemas y Ambientes Educativos en el Sistema de Universidad Virtual de la Universidad de Guadalajara, recibo con bastante frecuencia solicitudes de información sobre sí tenemos becas o algún otro apoyo para nuestros estudiantes. Concretamente, si contamos con el apoyo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) para el pago de matrículas, como sucede con posgrados similares inscritos en su Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC).

Mi respuesta suele ir en la línea de que las últimas convocatorias para el ingreso al PNPC, publicadas el año pasado, están abiertas solamente para:

  1. Programas escolarizados, que «podrán auxiliarse de la modalidad mixta de manera síncrona, para la formación integral de los estudiantes, siempre y cuando no excedan el 40% de las actividades contenidas en el plan de estudios».
  2. Programas no escolarizados, siempre y cuando sean  «Programas con Orientación Profesional. Son los posgrados de especialidad, de maestría o de doctorado que respondan a necesidades de los sectores de la sociedad».

Nuestro programa de doctorado es mixto por dictamen, pero mayormente en línea (en sentido estricto, solamente se requiere presencia física para la estancia de investigación y el examen de grado, si bien se conmina a asistir en presencia física al coloquio anual) y para la formación de investigadores (no de profesionales altamente especializados), lo cual nos deja solamente tres opciones para entrar al PNPC:

  1. Convertir más actividades del programa en actividades en presencia física obligatoria.
  2. Cambiar nuestro objetivo actual de formar investigadores por el de formar profesionales altamente especializados.
  3. Mentir al CONACYT, presentando nuestro programa como si tuviera menos del 40% de actividades en línea o como estuviera dedicado a la formación de profesionales altamente especializados.
Captura de pantalla del Curso propedéutico en línea del Doctorado en Sistemas y Ambientes Educativos (2014)

Curso propedéutico en línea del Doctorado en Sistemas y Ambientes Educativos (2014)

Desafortunadamente, ninguna de las tres opciones arriba mencionadas son congruentes ni con nuestra integridad como académicos ni con nuestra visión de que la educación en línea es una modalidad más que adecuada para la formación de investigadores en el área de Sistemas y Ambientes Educativos, y como tal debe ser apoyada por el CONACYT.

Ciertamente, no estar inscritos en el PNPC tiene desventajas importantes para el programa y sus estudiantes:

  • Los estudiantes tienen que pagar sus colegiaturas.
  • Los estudiantes no reciben becas (tampoco en programas no escolarizados inscritos al PNPC).
  • Los estudiantes no reciben apoyos para realizar estancias de investigación ni para presentar sus trabajos de investigación en foros nacionales e internacionales, ni para publicarlos en revistas de prestigio.
  • No se cuenta con recursos económicos para adicionales para realizar actividades  de capacitación del personal académico, coloquios de investigación, estancias de investigación de académicos del programa o de investigadores externos en las instalaciones del programa, ni publicaciones.

Sin embargo, tiene también sus ventajas. Una de ellas es no recibir solicitudes de ingreso de personas interesadas más en la beca que en aprender a realizar investigación original en el área —de acuerdo a información de primera mano, la cantidad de solicitudes de ingreso aumenta en un 300% si se cuenta con beca del PNPC. Otra ventaja, vinculada a la anterior, es disminuir la presión de aceptar candidatos que no satisfacen los criterios de entrada pero que cuentan con el apoyo de personas influyentes. Una tercera ventaja es la de no tener que aprobar estudiantes y otorgarles el grado si no cumplen con los criterios mínimos de calidad establecidos, a fin de mantener los índices de egreso y titulación establecidos por el PNPC. Desafortunadamente, con el tiempo el PNPC se convierte en un vicio para muchas instituciones: las hace sentir tan bien y se acostumbran tanto a sus bondades, que hacen lo que sea necesario para mantener ahí sus programas.