La semana pasada asistí a una reunión sobre el tema de OpenCourseWare (OCW) en la Universidad de Guadalajara, en la que surgió la pregunta ¿por qué es que el MIT está compartiendo los contenidos de sus cursos en línea, tanto en la línea de OCW como en la del proyecto MITx (cursos en línea por los que se puede obtener un certificado)? La respuesta no se hizo esperar: porque es lo que menos vale de sus cursos. Desde este punto de vista, lo realmente valioso del MIT son sus profesores y éstos no se comparte. Consecuentemente ¿qué sentido tiene compartir nuestros propios contenidos si no vamos a compartir a nuestros docentes?

He escuchado varias veces respuestas como  ésta, las cuales me parecen clara evidencia de una visión de la educación que está centrada en el docente, no en el estudiante. Una visión que me parece tiene efectos negativos muy importantes sobre la innovación educativa, particularmente en lo que se refiere a la introducción de tecnologías de información y comunicación en el proceso de enseñanza-aprendizaje y la educación en línea, ya que minimiza la importancia del soporte tecnológico y el diseño educativo en las modalidades educativas mixtas y a distancia.

Me parece que en el caso específico de UDGVirtual, el soporte tecnológico y el diseño educativo han sido piedras angulares de la calidad de su oferta educativa y del crecimiento acelerado en el número de programas y estudiantes, dada la relativa novedad de la modalidad educativa y la falta de profesorado con experiencia en ella. Los proyectos actuales de renovación de la plataforma tecnológica y de exploración de diseños educativos alternativos en UDGVirtual son motores de un cambio que es clave para mantener nuestro liderazgo en el área, especialmente si consideramos la tradicional resistencia al cambio de los docentes, la lentitud de los procesos de formación de profesorado calificado y la anquilosada normativa universitaria.

En otras palabras, me parece que si UDGVirtual hace público el diseño de sus cursos, estaremos compartiendo una parte muy significativa de lo que somos.