Saltar al contenido principal

Reflexiones sobre el XX Encuentro

Reflexiones sobre el XX Encuentro

La semana pasada tuvo lugar nuestro XX Encuentro Internacional de Educación a Distancia. Un evento particularmente notable para nosotros por representar, potencialmente, el fin de un ciclo y el inicio de una nueva era para el SUV y su Encuentro. Esto se vio reflejado de manera importante en la temática del Encuentro, tanto de jure (redes y alianzas y trascendencia de las modalidades educativas) como de facto (recursos educativos abiertos, tendencias tecnológicas hacia la transformación del rol del docente e innovación disruptiva).

Logotipo del XX Encuentro Internacional de Educación a Distancia

Así, la conferencia inaugural por John Daniel hace énfasis en el movimiento hacia el acceso libre y la importancia que este tiene en el área educativa, donde ha adquirido varias formas (ej. open courseware, recursos educativos abiertos y cursos en línea abiertos y masivos). Para el caso de instituciones públicas en América Latina, generalmente cortas de presupuesto, el acceso libre adquiere relevancia especial dado que nos permite acceder de manera gratuita a una gran variedad de contenidos que tradicionalmente han estado fuera de nuestro alcance, además de que incita a la colaboración y la construcción colectiva, con la consecuente reducción de costos y la formación de una comunidad latinoamericana más estrechamente vinculada que pueda sacarnos de las condiciones de pobreza e inequidad en que vivimos.

Lorenzo García Aretio, por su parte, pone el dedo en la llaga de la necesidad de docentes formados para el nuevo entorno educativo, mismo que tiende a favorecer el desarrollo de estudiantes autogestivos y desfavorecer la participación de docentes capaces solamente de realizar actividades elementales que se vienen automatizando conforme se incorporan tecnologías más avanzadas en el proceso educativo. El tema se retoma en el panel de Innovación Disruptiva, donde comento sobre la posibilidad de una ola de innovación disruptiva en el sistema educativo similar a la que está transformando la industria de la música (inspirado en la nota Napster, Udacity, and the Academy del blog de Clay Shirky), asociando los CLAM (cursos en línea abiertos y masivos, mi propuesta alternativa al acrónimo MOOC, de Massive Open Online Courses) con servicios como Napster. Sin embargo, me quedo corto ante la propuesta de Jesús Galindo Cáceres, que nos hace ver que seguimos cobijados en nuestro nicho de confort y nos llama a ser más radicales, a romper nuestras ataduras mentales y pensar de manera creativa y libre sobre un sistema educativo abierto, permeable y flexible.

El tema oficial del Encuentro recibe un tratamiento mixto. Por una parte, se organizan varias conferencias invitadas para presentar redes institucionales, nacionales e internacionales. Parece haber muchas de estas redes: grandes, oficiales, formadas en base a convenios firmados por representantes institucionales y cuya operación está sujeta en muchas ocasiones a la voluntad política de quienes estén a cargo en las instituciones líderes. En contraparte, solamente se presentaron tres ponencias sobre redes de individuos, de las cuales dos están todavía en proyecto y ninguna incluye estudiantes. La Santa Madre Educación (como la llamó Jesús Galindo) defiende a ultranza su estructura vertical y se resiste a dar entrada a redes sociales que amenazan con destruirla.

Así, el Encuentro nos pinta un escenario de aguas turbulentas en el sistema educativo, más allá de las modalidades, enmarcado por la transformación radical de nuestro entorno de vida debido a la adopción del pensamiento computacional y  las tecnologías de información y comunicación. Un escenario donde resaltan el movimiento hacia el acceso libre (con Internet y la Web como inspiración, modelo y parteaguas), los recursos educativos abiertos, las plataformas abiertas y flexibles, las redes sociales, el rediseño centrado en el estudiante, los cursos en línea abiertos y masivos, así como una necesidad urgente por repensar el sistema educativo como un ecosistema que enfrenta una transformación radical de su entorno que demanda la reconfiguración de las relaciones y la evolución de especies en peligro de extinción.

Iniciativa Latinoamericana de Libros de Texto Abiertos

Esta semana tuve la oportunidad de participar en la reunión de inicio del proyecto ALFA-LATIn (Latin American Open Textbook Initiative), mismo que cuenta con financiamiento de la Unión Europea en el marco del programa ALFA III y en el que participan universidades de Argentina, Bélgica, Brasil, Chile, Ecuador (coordinador), España, Francia, México, Perú, Uruguay y Venezuela. El proyecto surge en el seno de la Comunidad Latinoamericana de Objetos de Aprendizaje (LACLO, Latin American Community on Learning Objects), formada por investigadores en el área de Tecnologías y Educación, quienes organizan anualmente la Conferencia Latinoamericana de Objetos de Aprendizaje, este año en su séptima edición. En el contexto de las tendencias hacia los recursos educativos abiertos, particularmente en la forma de libros de texto, el proyecto busca

  • definir una metodología adecuada al contexto latinoamericano para la producción colectiva de libros de texto abiertos para educación superior,
  • desarrollar una plataforma tecnológica que modele dicha metodología y de soporte a los procesos de producción de libros de texto abiertos, así como
  • diseñar y llevar a cabo una estrategia para promover la producción de libros de texto abiertos en la región.

El proyecto enfrenta varios retos particularmente interesantes. El más importante, desde mi punto de vista, consiste en superar el concepto de libro de texto propio del siglo pasado y generar una noción de libro de texto propia del contexto social y tecnológico de América Latina en el siglo XXI; una propuesta tecnológicamente innovadora, pero que al mismo tiempo facilite el uso de contenidos educativos de alta calidad a la inmensa cantidad de latinoamericanos con serias limitaciones de acceso a las tecnologías de información y comunicación.

Un segundo reto, estrechamente vinculado al primero, está en promover la producción colectiva de libros de texto para educación superior que integren el estado del arte en el área de estudio con un diseño pedagógico avanzado, mediante la generación de una metodología de producción que considere la formación académica de los profesores universitarios —típicamente disciplinar y pedagógicamente limitada— y las distintas modalidades educativas en la región, con maneras diferentes de incorporar el libro de texto en el proceso educativo.

Un tercer reto tiene que ver con hacer del proyecto una semilla para el nacimiento de un movimiento latinoamericano de producción de libros de texto abiertos, asumido por los docentes y promovido por los gestores educativos.

OpenCourseWare y la visión de la educación centrada en el docente

La semana pasada asistí a una reunión sobre el tema de OpenCourseWare (OCW) en la Universidad de Guadalajara, en la que surgió la pregunta ¿por qué es que el MIT está compartiendo los contenidos de sus cursos en línea, tanto en la línea de OCW como en la del proyecto MITx (cursos en línea por los que se puede obtener un certificado)? La respuesta no se hizo esperar: porque es lo que menos vale de sus cursos. Desde este punto de vista, lo realmente valioso del MIT son sus profesores y éstos no se comparte. Consecuentemente ¿qué sentido tiene compartir nuestros propios contenidos si no vamos a compartir a nuestros docentes?

He escuchado varias veces respuestas como  ésta, las cuales me parecen clara evidencia de una visión de la educación que está centrada en el docente, no en el estudiante. Una visión que me parece tiene efectos negativos muy importantes sobre la innovación educativa, particularmente en lo que se refiere a la introducción de tecnologías de información y comunicación en el proceso de enseñanza-aprendizaje y la educación en línea, ya que minimiza la importancia del soporte tecnológico y el diseño educativo en las modalidades educativas mixtas y a distancia.

Me parece que en el caso específico de UDGVirtual, el soporte tecnológico y el diseño educativo han sido piedras angulares de la calidad de su oferta educativa y del crecimiento acelerado en el número de programas y estudiantes, dada la relativa novedad de la modalidad educativa y la falta de profesorado con experiencia en ella. Los proyectos actuales de renovación de la plataforma tecnológica y de exploración de diseños educativos alternativos en UDGVirtual son motores de un cambio que es clave para mantener nuestro liderazgo en el área, especialmente si consideramos la tradicional resistencia al cambio de los docentes, la lentitud de los procesos de formación de profesorado calificado y la anquilosada normativa universitaria.

En otras palabras, me parece que si UDGVirtual hace público el diseño de sus cursos, estaremos compartiendo una parte muy significativa de lo que somos.