Comparten experiencias de discapacidad y educación en línea

Miembros de la comunidad UDGVirtual hablaron sobre los obstáculos que han enfrentado en su trayectoría académica y en el mundo laboral.

La educación en línea puede favorecer la inclusión de personas con discapacidad, coincidieron los ponentes del Seminario de Discapacidad y Educación Online, realizado el pasado viernes, en el marco del Seminario Permanente del Instituto de Gestión del Conocimiento y Aprendizaje en Ambientes Virtuales (IGCAAV) de UDGVirtual.

Participó la maestra Juana Teresa Huerta, docente con 12 años de trayectoria en UDGVirtual, quien tienen discapacidad motriz; la licenciada Eneida Rendón Nieblas, egresada de la licenciatura en Gestión Cultural y responsable de los servicios a personas ciegas de la Biblioteca UDGVirtual; quien vive con sordoceguera; así como el maestro José Antonio Olivo Valencia, estudiante del doctorado en Gestión de la Cultura, quien también tiene discapacidad neurológica y motriz. 

Cada uno describió las dificultades que enfrentaron durante las diferentes etapas de su trayectoria académica y su posterior incorporación al mundo laboral, y explicaron también la forma en que superaron barreras como la movilidad en la ciudad, la falta de empatía de profesores y la subestimación de capacidades. 

La doctora Teresa explicó que en instituciones donde laboró previamente a UDGVirtual, encontró falta de empatía de compañeros, obstáculos en materia de infraestructura y falta de apoyo en aspectos relacionados con la impartición de sus clases.

"Cuando ingresé al Sistema de Universidad Virtual, como profesora, me sentí acogida y apoyada, por el personal que ahí trabaja. Ya en el trabajo como docente pues las cosas se me facilitaron simplemente porque ya no tenía que trasladarme a dar mis clases. Aquí siempre he sentido incluida", comentó. 

Agregó que ha tenido la posibilidad de participar en la capacitación de sus compañeros docentes, en materia discapacidad e inclusión. "Ha sido una experiencia enriquecedora, poder aportar para que la Universidad sea un espacio donde todas y todos podamos acceder, sin sentirnos relegados". 

En el caso de Eneida Rendón, explicó que la etapa de su formación básica fue muy complicada porque se enfrentó a instituciones que no estaban preparadas ni en el ámbito pedagógico ni en materia de infraestructura. No obstante, señaló que en UDGVirtual encontró un espacio que atendió sus necesidades.

"Me decidí por estudiar en línea y ahora sí me sentí incluida, me sentí parte de un grupo y sentó que se le dio solución a mis necesidades, hay mucha calidad humana. Tuve que trabajar al tiempo de estudiar, así que también tuve la posibilidad de organizar mis tiempos", señaló Rendón Nieblas. 

Señaló que al concluir su carrera enfrentó un panorama difícil para encontrar un trabajo, y que enfrentó una desconfianza de sus capacidades por parte de empleadores. "Me costó casi dos años el poder encontrar un trabajo, y el que encontré fue más porque quisieron hacer un buen social, me sentía incómoda".

Por su parte, José Antonio Olivo explicó que para enfrentar los diferentes obstáculos, tuvo que primero conocer a fondo su condición de discapacidad y a pesar de eso establecerse metas y ser persistente hasta conseguirlas. 

"Claro que existe la discriminación, porque la gente no se detiene a estarte preguntando todo el tiempo lo que tienes y tampoco tú lo tienes para irle contándoselo a cada persona", comentó.

Señaló que tanto en la maestría en Generación y Gestión de la Innovación como en el doctorado en Gestión de la Cultura de UDGVirtual, ha podido hacer investigación que es una de las cosas que más inspiran para seguir adelante. 

Boletín número: 328

Texto y fotografía: Karina Alatorre